Vaciarte para llenarte.

Esta semana planifico ir al jardín botánico de mi ciudad a pasar un momento conmigo mismo. Meditar sobre lo que deseo en este nuevo año que se avecina, hacer contacto con la naturaleza y lo más importante vaciar mi mente.

Cuando creas el hábito de vaciar tu mente, surge la paradoja de llegar a los recursos más espectaculares que yacen dentro de ti. Vaciarse de los pensamientos que cargamos con nosotros de forma constante, de la acumulación de emociones, tomar una hoja en blanco y volver al punto cero confiando en que encontraremos la respuesta que tanto hemos buscado.  Nunca falla que cuando mas ansioso intento buscar alguna respuesta o solución a algún problema “imposible” de resolver, me doy cuenta que solo me faltaba callar mi mente, vaciarla y simplemente escuchar directamente de la fuente interior  la repuesta que tanto necesitaba. Y consistentemente esa respuesta era muy sencilla y la pasaba por alto.

Anthony de Mello nos cuenta la siguiente historia la cual es una de mis favoritas.

LAS CAMPANAS DEL TEMPLO

El templo había estado sobre una isla, dos millas mar adentro. Tenía un millar de campanas. Grandes y pequeñas campanas, labradas por los mejores artesanos del mundo. Cuando soplaba el viento o arreciaba la tormenta, todas las campanas del templo repicaban al unísono, produciendo una sinfonía que arrebataba a cuantos la escuchaban.

Pero, al cabo de los siglos, la isla se había hundido en el mar y, con ella, el templo y sus campanas. Una antigua tradición afirmaba que las campanas seguían repicando sin cesar y que cualquiera que escuchara atentamente podría oírlas. Movido por esta tradición, un joven recorrió miles de millas, decidido a escuchar aquellas campanas. Estuvo sentado durante días en la orilla, frente al lugar en el que en otro tiempo se había alzado el templo, y escuchó, y escuchó con toda atención. Pero lo único que oía era el ruido de las olas al romper contra la orilla. Hizo todos los esfuerzos posibles por alejar de sí el ruido de las olas, al objeto de poder oír las campanas. Pero todo fue en vano; el ruido del mar parecía inundar el universo.

Persistió en su empeño durante semanas. Cuando le invadió el desaliento, tuvo ocasión de escuchar a los sabios de la aldea, que hablaban con unción de la leyenda de las campanas del templo y de quienes las habían oído y certificaban lo fundado de la leyenda. Su corazón ardía en llamas al escuchar aquellas palabras… para retornar al desaliento cuando, tras nuevas semanas de esfuerzo, no obtuvo ningún resultado. Por fin decidió desistir de su intento. Tal vez él no estaba destinado a ser uno de aquellos seres afortunados a quienes les era dado oír las campanas. O tal vez no fuera cierta la leyenda. Regresaría a su casa y reconocería su fracaso. Era su último día en el lugar y decidió acudir una última vez a su observatorio, para decir adiós al mar, al cielo, al viento y a los cocoteros. Se tendió en la arena, contemplando el cielo y escuchando el sonido del mar. Aquel día no opuso resistencia a dicho sonido, sino que, por el contrario, se entregó a él y descubrió que el bramido de las olas era un sonido realmente dulce y agradable. Pronto quedó tan absorto en aquel sonido que apenas era consciente de sí mismo. Tan profundo era el silencio que producía en su corazón…

¡Y en medio de aquel silencio lo oyó! El tañido de una campanilla, seguido por el de otra, y otra, y otra… Y en seguida todas y cada una de las mil campanas del templo repicaban en una gloriosa armonía, y su corazón se vio transportado de asombro y de alegría.

 

Si deseas escuchar las campanas del templo, escucha el sonido del mar.

Si deseas ver a Dios, mira atentamente la creación. No la rechaces: no reflexiones sobre ella. Simplemente, mírala.

Al  igual que esta reflexión del padre De Mello, dentro de ti hay una riqueza incalculable de recursos. Nuestra programación, nuestro pasado, nuestros pensamientos  y todo ese ruido al cual nos acostumbramos, no nos permiten ver y escuchar esa paz que proviene desde adentro.

Pasos de acción:

  • Ten una cita contigo mismo. Si puedes ir a algún lugar en la naturaleza, mejor. Date el permiso de regalarte un tiempo para simplemente caminar y vaciar tu mente.  Recuerda que al sacar tiempo para hacerlo, (aun cuando digas que no tienes tiempo), podrías re descubrir lo que realmente es importante en tu vida y más aun te darás la oportunidad de ver las cosas desde una perspectiva más elevada.
  • Si se te hace difícil vaciar tu mente, puedes utilizar diferentes técnicas como el escribir tus pensamientos, una caminata meditativa, técnicas de mantras u otras técnicas que describo en este blog.
  • Crea el hábito de vaciar tu mente antes de dormir. Esto puedes hacerlo vaciando tu mente creando una lista de todo aquello que tienes pendiente. El no hacerlo hace que tu mente se ocupe activamente y consuma más de tu energía. Además dicen los expertos que cuando realizas una lista media hora antes de dormir, tienes más de un 90% de posibilidad de cumplir tus metas al día siguiente.
  • Utiliza el poder de la oración. Ofrece todo pensamiento, toda emoción y toda preocupación con una actitud de confianza total a Dios. Soltar y confiar te permitirá no solo vaciar tu mente, sino que tendrás acceso a una fuente mucho más profunda y poderosa de la que jamás has imaginado.

En fin, ya estoy listo para dar ese paseo al jardín, espero que tú lo hagas también. ¿Qué tal si me cuentas como te fue?

¿Qué descubriste de ti mismo?  Déjame saber.

Te pido por favor que compartas un comentario aquí mismo en el blog. Estoy disponible para contestar cualquier pregunta relacionada a este tema. Yo personalmente estaré respondiendo las preguntas a no más tardar de 24-48 horas. Si entiendes que tu pregunta es muy privada, puedes escribirme afranciscoivancorrea@gmail.com

 

Llamada de urgencia.Para redescubrir tu propósito de vida. (Spanish Edition)Anuncio importante: Si necesitas levantar tu ánimo y redescubrir lo que realmente te apasiona, te invito a que bajes mi libro Llamada de Urgencia. Para redescubrir tu propósito de vida. El mismo está disponible en versión Kindle AQUÍ a solo $0.99

Atención: Para poder  leerlo, vas a necesitar instalar en tu PC o en tu dispositivo mobil, la aplicación gratuita  de Amazon llamada *Kindle*, la cual puedes encontrar sin costo Aqui

Anuncios

Acerca de tecnicasderelajacion8

Soy consejero profesional y dedico este blog a ofrecer mis mejores metodos y tecnicas de relajacion y control emocional.
Esta entrada fue publicada en Manejo del estres, Metodos de relajacion, Tecnicas de relajacion y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Vaciarte para llenarte.

  1. sonia dijo:

    muchas gracias Francisco, esta es la tercera oportunidad en la que llegas a mi vida co elmensaje, que estoy precisando,y tu sabes que las casualidades no existen, estoy poniendo en práctica tu consejo,desde hace unos días, casi por instinto, y todas las técnicas que me has hecho llegar las pongo en práctica con resultados sorprendentes, Dios te siga dando luz…un abrazo argentino!

  2. Pingback: Vaciar para llenar. | Técnicas de relajación – Relajación Total

  3. marlene dijo:

    me pareció muy interesante muchas gracias y bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s